a un mundo que perece...

Dios reúne a Su remanente

“Dios tiene una iglesia. No es la gran catedral, ni tam­poco es la religión nacional, tampoco las diversas de­nominaciones; es el pueblo que ama a Dios y guarda sus mandamientos… Donde Cristo está, aun entre los pocos humildes, está la ‘iglesia de Cristo, porque sólo la presencia del Alto y Sublime, que habita la eterni­dad, puede constituir una iglesia” (Upward Look, pág. 315).

Donde dos o tres que aman y obedecen los mandamientos de Dios están presentes, Jesús los preside, ya sea en un lugar desolado de la tierra, en el desierto, en la ciudad o encerrados en los muros de una prisión. La gloria de Dios ha penetrado a estas últimas, colmando de gloriosos rayos de luz celestial las oscuras mazmorras. Sus santos pueden sufrir, pero sus sufrimientos, como los apóstoles de antaño, esparcirán su fe y ganarán almas para Cristo y glorificarán su santo nombre. La más amarga oposición dirigida por los que odian la gran norma moral de justicia de Dios no deberían sacudir, ni lo harán, al alma firme que confía plenamente en Dios. . .
Alza tus ojos pg 302

“Sentimos que, si hemos de lograr algo bueno, debemos pertenecer a alguna organización. Pero Juan el Bautista no trabajó de acuerdo con este plan. Su misión era preparar el camino para el Mesías por medio del mensaje que Dios le había dado; y bajo la dirección del Espíritu Santo, él cumplió con su trabajo asignado sin solicitar ayuda a los sacerdotes ni a los rabinos” (5RH 03/29/98)

Ninguna organización puede pretender que es la Iglesia de Cristo como organización y que fuera de esa organización no hay salvación. La Organización ASD fue hecha para proteger los bienes materiales de la Iglesia, y la decisión de formar una Organización ha tomado casi 20 años, hasta 1863.

La Organización ha podido ser usada por Dios solamente durante el tiempo que los dirigentes han sido fieles ha Dios.

La Organización ha empezado perseguir a Elena White y desobedecer la voz de Dios en los Testimonios, así que la serva  del Señor tuvo que formar un ministerio de sostén propio, la Escuela Madison, como un modelo para su remanente, para poder hacer frente a la apostasía mayor que iba venir, la apostasía Omega.

La Organización ASD ha dejado de seguir a Cristo, haciendo pacto con Roma , cambiando su doctrina, apostatando aún más hasta llegar ha ser mundana y predicar un falso evangelio, persiguiendo a los que se atreven a decir algo, hablando muy parecido a la bestia de Apocalipsis 13. Es muy triste pero cuando un pueblo persigue a Cristo en la persona de Sus creyentes, es abandonada por El finalmente. Cristo va ha terminar Su obra no dependiendo de ninguna organización, sino mediante personas que El mismo las unge con Su Espíritu.  La Iglesia Adventista del Séptimo Día no es babilonia, y no caerá, porque la IASD verdadera son los fieles que creen y viven la verdad que un día ha sido dada a la organización apostata. Los lideres de la Organización están en apostasía Omega y se han separado de la verdadera Iglesia ASD, que es en Su espíritu y verdad.

Dios está hoy reuniendo a Su Remanente. Aquí veremos un vídeo en el cual se nos cita un documento inspirado muy importante, desde el minuto 01:03:00 (una hora y tres minutos).

Se nos dice que vendrá una ola de tempestad que arrasará la iglesia y que nadie va permanecer de pie. Despues uno tras otro se despiertan creyentes simples, que nunca han luchado para tener cargos en la Organización, es decir, gente humilde. Estas personas, el remanente se ha reorganizado de manera bíblica, sin jerarquía y han recibido la lluvia tardía.

Supongamos que esta ola de tempestad que ha arrasado la iglesia es la apostasía Omega.

Supongamos que nadie se ha quedado de pie para enfrentarla, sino todos han sido engañados y han caído en la trampa del enemigo, sin saber han sido todos hechos participes del pecado de la Organización, al estar registrados.

Supongamos que los pocos que se levantan son los que dejan de creer que el barco es la Organización apostata, sino es la verdad de Cristo. Que el líder de la Iglesia no son los pastores y los lideres, sino que “El Señor es mi Pastor, nada temeré.” (Salmo 23)

Supongamos que el remanente arroja el yugo de las tradiciones adventistas no bíblicas (como: la iglesia te salva, si estas fuera te pierdes, jerarquía dentro de la iglesia, solo el pastor puede bautizar o dar Santa Cena etc) … esto está ya pasando mundialmente, más abajo, en los 6 cortos videos, lo verá…

¿A donde quiere usted estar, entre los engañados o entre los que se dan cuenta y salen del engaño?

Con esto no digo que los miembros de la Organización son falsos ASD sino que han sido engañados por una Organización que ahora, pertenece a la iglesia ecuménica mundial AR (Acociación Religiosa) y es dirigida por jesuitas infiltrados y casi todos los lideres y pastores que no son jesuitas, son su marionetas.

Que Dios te ayude, querido lector, a encontrar la senda angosta y a no dejarte engañado por el enemigo.

¡Dios te bendiga con Su paz!

Temas relacionados:

Fabulas ASD

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Donar Paypal

Seleccione la cantidad de donación

Buscar en la Biblia RV1960

Comentarios recientes