a un mundo que perece...

Mensajes en la categoría ecumenismo asd

Ecumenismo Descarado

Ecumenismo Descarado

Desde el 11 al 13 de octubre de 2016, los participantes de la conferencia anual de los Secretarios de las Comuniones Cristianas Mundiales se reunieron en Roma, donde pudieron dar informes en cuanto a “eventos importantes de su iglesia o confesión, y presentar una actualización de los diálogos bilaterales en los cuales todos están involucrados”. 1 No es sorprendente que este “foro ecuménico informal”, el cual se formó en 1957, también tuvo una audiencia con el Papa Francisco. 2

En su discurso a los secretarios el 12 de octubre, Francisco hizo énfasis en la importancia del ecumenismo de todos los cristianos diciendo, “todos los cristianos están en camino hacia la unidad con Cristo”. Entonces señaló que el ecumenismo no sólo se trata de la teología, sino aún más importante, de unirse como uno en Jesús. Habló del ecumenismo de la oración, en el cual los cristianos se unen para orar los unos por los otros y por la unidad; el ecumenismo del camino, en el cual los cristianos deben unirse y trabajar juntos; y finalmente, refiriéndose a los cristianos perseguidos, al ecumenismo de la sangre. 3

No nos sorprende que el mensaje del papa promoviese el ecumenismo. Informa CRUX, un sitio web católico de noticias, que Francisco ha “ido adelante para dirigir un papado inequívocamente ecuménico” 4, y que “dos de las prioridades más ardientes del Papa Francisco son la protección del ambiente y la unidad cristiana”.5

¿Y, qué tiene todo esto que ver con los Adventistas del Séptimo Día? Según la Red de Noticias Adventistas, durante los últimos 46 años, el secretario general de los Secretarios de las Comuniones Cristianas Mundiales ha sido un Adventista del Séptimo Día. 6

Entre 1970 y 2003, el secretario general fue el Dr. Bert B. Beach. Es un hecho documentado que en 1977, como representante de la Conferencia General ASD, Beach otorgó una medalla de oro al papa de parte de la Iglesia Adventista del Séptimo Día.

http://www.photovat.com/PHOTOVAT/FRANCESCO/2016/10.%20OTTOBRE/12102016_CWC/content/index_7.html

Entre 2003 y 2014, el Dr. John Graz fue elegido secretario general de los Secretarios de las Comuniones Cristianas Mundiales. Y, finalmente, en diciembre de 2014, el Dr. Ganoune Diop fue elegido secretario general. El nombramiento dura dos años, generalmente con reelecciones. Para obtener más información sobre el Dr. Diop, puede ver el episodio 7 de la serie de videos, “La Apostasía en Nuestro Medio” en el sitio web del Ministerio Para Mi Pueblo.

Informó la Red de Noticias Adventistas, “La Conferencia de los Secretarios representa unos dos mil millones de cristianaos, y abarca más iglesias que ninguna otra organización”. La red sostiene que esta organización “no es un movimiento ecuménico” y que su “propósito no consiste en desarrollar la unidad visible de la familia cristiana”. 7

Obviamente, esta descripción no es correcta. Según Wikipedia [en inglés], “La Conferencia de los Secretarios de las Comuniones Cristianas Mundiales es una organización ecuménica internacional que celebra reuniones anuales”. 8

Los presentes durante la reunión este año incluyeron: la Comunión Anglicana, la Alianza Bautista Mundial, el Consejo Consultivo de los Discípulos Ecuménicos, el Patriarcado Ecuménico (Ortodoxo Oriental), el Friends World Committee for Consultation (los Cuáqueros), la Conferencia General de los Adventistas del Séptimo Día, el Foro Global Cristiano, la Federación Luterana Mundial, la Conferencia Mundial Menonita, el Consejo Mundial de la Iglesia Moravia, La Organización de las Iglesias Africanas Instituidas, los Pentecostales, el Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad entre los Cristianos (Iglesia Católica Romana), el Patriarcado de Moscú (Ortodoxo Oriental), la Conferencia Episcopal Vetero-Católica, la Alianza Mundial de las Iglesias Reformadas, el Congreso Mundial de las Iglesias de Cristo, El Concilio Mundial de Iglesias, la Alianza Evangélica Mundial, y el Consejo Metodista Mundial. 9

Debemos preguntarnos, ¿cómo es que los Adventistas del Séptimo Días pueden predicar los mensajes de los tres ángeles y llamar a la gente a salir de Babilonia, cuando al mismo tiempo se están uniendo a Babilonia? ¿Cómo pueden enseñar a la gente que el papa es el anticristo, cuando permiten que el mismo papa les dirija la palabra diciendo, “Camino con Jesús, no con mi Jesús contra tú Jesús, sino con nuestro Jesús”? 10 Lo cierto es, que el Jesús con el cual camina el papa no es el mismo Jesús con quien debemos caminar.

Martín Lutero comprendía esto claramente. En el libro El Conflicto de los Siglos, leemos: Cuando tuvo conocimiento de la bula papal, dijo: “La desprecio y la ataco como impía y mentirosa… El mismo Cristo es quien está condenado en ella… Me regocijo de tener que sobrellevar algunos males por la más justa de las causas. Me siento ya más libre en mi corazón; pues sé finalmente que el papa es el Anticristo, y que su silla es la de Satanás.”—d’Aubigné, lib.6, cap. 9. 11

Los reformadores no temieron proclamar la verdad en cuanto al papa y el papado, aun a riesgo de sus vidas. Hoy, sin embargo, el protestantismo ha cambiado. Hace cien años, la mensajera de Dios podía escribir:

Pero el romanismo, como sistema, no está actualmente más en armonía con el Evangelio de Cristo que en cualquier otro período de su historia. Las iglesias protestantes se hallan sumidas en grandes tinieblas, pues de lo contrario discernirían las señales de los tiempos. La iglesia romana abarca mucho en sus planes y modos de operación. Emplea toda clase de estratagemas para extender su influencia y aumentar su poder, mientras se prepara para una lucha violenta y resuelta a fin de recuperar el gobierno del mundo, restablecer las persecuciones y deshacer todo lo que el protestantismo ha hecho. El catolicismo está ganando terreno en todas direcciones. Véase el número creciente de sus iglesias y capillas en los países protestantes. Nótese en Norteamérica la popularidad de sus colegios y seminarios, tan patrocinados por los protestantes. Piénsese en la extensión del ritualismo en Inglaterra y en las frecuentes deserciones a las filas católicas. Estos hechos deberían inspirar ansiedad a todos los que aprecian los puros principios del Evangelio.

Los protestantes se han entremetido con el papado y lo han patrocinado; han hecho transigencias y concesiones que sorprenden a los mismos papistas y les resultan incomprensibles. Los hombres cierran los ojos ante el verdadero carácter del romanismo, ante los peligros que hay que temer de su supremacía. Hay necesidad de despertar al pueblo para hacerle rechazar los avances de este enemigo peligrosísimo de la libertad civil y religiosa. 12

No sólo están en grandes tinieblas las iglesias protestantes, sino que la mayoría de los adventistas del séptimo día también demuestra que es incapaz de discernir las señales de los tiempos.

Podemos sentir ánimo, porque Dios está despertando a su pueblo fiel para que discierna el significado de los acontecimientos actuales y se prepare para lo que acontecerá muy pronto.

Fuente: www.formypeople.org

ASD extiende la mano sobre el abismo

Una vez que quedó patente que la Iglesia Adventista del Séptimo Día está involucrada descaradamente en el ecumenismo (vea nuestro artículo noticioso titulado Ecumenismo Descarado), la iglesia entró en modo de control de daños, y la Adventist Review [la Revista Adventista en inglés] publicó no uno, sino dos artículos para asegurar a los miembros de iglesia que no existe motivo para la preocupación.

El primer artículo se tituló Interfaith Engagement and Faithfulness to the Three Angels’ Messages (Encuentros entre confesiones [religiones] y la fidelidad a los mensajes de los tres ángeles). Fue una entrevista con el Dr. Ganoune Diop, director de Asuntos Públicos y Libertad Religiosa [PARL, por sus siglas en inglés] de la Conferencia General de los Adventistas del Séptimo Día.

El título del artículo debiera advertir a sus lectores que lo que están a punto de leer ha sido redactado cuidadosamente para engañar. ¿Cómo es posible ser fiel a los mensajes de los tres ángeles mientras participamos en actividades con otras confesiones? Nos advirtió Elena de White:

Hay sobre las iglesias una gran ceguera, y el Señor dice a su pueblo, “¿Y qué concordia [hay] entre el santuario de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el santuario del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré entre ellos, y seré su Dios, y ellos serán mi pueblo. Por lo cual, salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, y no toquéis lo inmundo; y seré para vosotros por Padre, y vosotros me seréis por hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso”. Fundamentals of Christian Education, p. 480 [Trad.]

A partir de 1844, los primeros creyentes, y después la Iglesia Adventista del Séptimo Día, son los únicos que siguieron a Jesús al Lugar Santísimo. Todas las demás iglesias han sido dejadas en la oscuridad, y Satanás tiene control pleno sobre ellas. Elena de White también escribió:

Me di vuelta para mirar la compañía que seguía postrada delante del trono y no sabía que Jesús la había dejado. Satanás parecía estar al lado del trono, procurando llevar adelante la obra de Dios. Vi a la compañía alzar las miradas hacia el trono, y orar: “Padre, danos tu Espíritu.” Satanás soplaba entonces sobre ella una influencia impía; en ella había luz y mucho poder, pero nada de dulce amor, gozo ni paz. El objeto de Satanás era mantenerla engañada, arrastrarla hacia atrás y engañar a los hijos de Dios. Primeros Escritos, pp. 55, 56

Y eso es precisamente lo que está ocurriendo hoy en día cuando elegimos involucrarnos en actividades con otras confesiones. Debemos permanecer apartados y no tocar lo inmundo. Esto no significa que no debemos trabajar individualmente para salvar de esas iglesias caídas a los que estén dispuestos a escuchar. Muchos del pueblo de Dios que no conocen la verdad saldrán de Babilonia cuando se les presente la verdad. Pero esto no nos da a nosotros, como iglesia, una licencia para unirnos a Babilonia.

En cuanto al mensaje del tercer ángel y la obra que éste debe llevar a cabo, escribió Elena de White:

El mensaje del tercer ángel debe cumplir su obra de separar de las iglesias a un pueblo que se sostendrá sobre la plataforma de la verdad eterna. Nuestro mensaje es de vida o muerte, y debemos permitir que aparezca tal como es: el gran poder de Dios. Debemos presentarlo en toda la fuerza de su expresión. Entonces el Señor lo hará efectivo. Testimonios para la Iglesia, tomo 6, p. 68

Entonces, ¿cuál es la versión de los mensajes de los tres ángeles que la Iglesia Adventista del Séptimo Día afirma que ella está dando mientras participa en actividades con otras religiones? ¿Está dando el “mensaje de vida o muerte”? ¿Está llamando a la gente a salir de Babilonia mientras se relaciona con ellos, y mientras se une a ellos para orar como hijos de Dios?

Comienza el artículo con un reconocimiento que Diop, en realidad, asistió a la Conferencia de los Secretarios de las Comuniones Cristianas Mundiales (CS/CWC por sus siglas en inglés), celebrada en Roma, Italia. Sin embargo, no informó a sus lectores que parte de esa conferencia incluyó una audiencia con el papa, en la cual el mensaje principal de Francisco consistió de fomentar la aceptación del ecumenismo entre todas las religiones cristianas. ¿Por qué no informó eso la Revista Adventista a sus lectores?

Hace quinientos años, Martín Lutero clavó las 95 tesis a la puerta de la iglesia en Wittenberg, Alemania. Él no temió tomar una postura impopular al identificar al papa como el anticristo.

No fue sino después de haber sostenido una terrible lucha en su propio corazón, cuando se decidió finalmente Lutero a separarse de la iglesia. En aquella época de su vida, escribió lo siguiente: “Cada día comprendo mejor lo difícil que es para uno desprenderse de los escrúpulos que le fueron imbuidos en la niñez. ¡Oh! ¡cuánto no me ha costado, a pesar de que me sostiene la Santa Escritura, convencerme de que es mi obligación encararme yo solo con el papa y presentarlo como el Anticristo! ¡Cuántas no han sido las tribulaciones de mi corazón! ¡Cuántas veces no me he hecho a mí mismo con amargura la misma pregunta que he oído frecuentemente de labios de los papistas! ‘¿Tú solo eres sabio? ¿Todos los demás están errados? ¿Qué sucederá si al fin de todo eres tú el que estás en error y envuelves en el engaño a tantas almas que serán condenadas por toda la eternidad?’ Así luché yo contra mí mismo y contra Satanás, hasta que Cristo, por su Palabra infalible, fortaleció mi corazón contra estas dudas.”—Martyn, págs. 372, 373. El Conflicto de los Siglos, p. 153

¡Cómo han cambiado los tiempos! Los protestantes y los católicos se están uniendo ante nuestros ojos. Casi ha sanado el golpe mortal que recibió el papado en 1798. Y ahora queda patente que la Iglesia Adventista del Séptimo Día ya no protesta, como Martín Lutero, ni advierte al mundo a salir de Babilonia.

Y clamó con voz potente, diciendo: Ha caído, ha caído la gran Babilonia, y se ha hecho habitación de demonios y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda ave inmunda y aborrecible. Porque todas las naciones han bebido del vino del furor de su fornicación; y los reyes de la tierra han fornicado con ella, y los mercaderes de la tierra se han enriquecido de la potencia de sus deleites. Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas; porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades. — Apocalipsis 18:2-5

Individuos como Diop no están cumpliendo con este cometido al participar en conferencias que no sólo tienen como propósito unir a los protestantes y los católicos, ¡sino donde les dirige la palabra el propio hombre de pecado! Sin embargo, según Diop, la iglesia sí está cumpliendo con su cometido. Durante la entrevista referida anteriormente, él dijo, “Nosotros nos beneficiamos simplemente porque estamos siendo fieles al cometido que Dios nos ha dado, el ser la luz y la sal de la tierra. Para obedecer este mandato, tenemos que relacionarnos; esto es parte de la obra misionera y parte de la manera como seguimos el ejemplo de Cristo quien, en las palabras de Elena de White, ‘trataba con los hombres como quien deseaba hacerles bien.’ ”1

El Dr. Diop se engaña a sí mismo si cree que tratar con el papa y con otros dirigentes religiosos, cuyo propósito es unir a los protestantes y los católicos, consiste en fidelidad al cometido que Dios nos ha dado. Y citar a Elena de White para apoyar la idea del ecumenismo es un engaño descarado. El pasaje que él citó no apoya el ecumenismo. Nótese el contexto completo:

Sólo el método de Cristo será el que dará éxito para llegar a la gente. El Salvador trataba con los hombres como quien deseaba hacerles bien. Les mostraba simpatía, atendía a sus necesidades y se ganaba su confianza. Entonces les decía: “Seguidme.”  Es necesario acercarse a la gente por medio del esfuerzo personal. Si se dedicara menos tiempo a sermonear y más al servicio personal, se conseguirían mayores resultados. Hay que aliviar a los pobres, atender a los enfermos, consolar a los afligidos y dolientes, instruir a los ignorantes y aconsejar a los inexpertos. Hemos de llorar con los que lloran y regocijarnos con los que se regocijan. Acompañada del poder de persuasión, del poder de la oración, del poder del amor de Dios, esta obra no será ni puede ser infructuosa.  El Ministerio de Curación, p. 102

Queda claro que el contexto se refiere a la atención a las necesidades de la gente, la cual facilita la posibilidad de invitarles a seguir a Jesús. Sin embargo, los individuos y las organizaciones con los cuales Diop elige relacionarse, creen que están siguiendo a Jesús, y no desean cambiar ni aceptar las verdades que Dios nos ha confiado para compartir. El plan de ellos es unir al mundo bajo la autoridad del papa.

Cerca del final del artículo, refiriéndose a la CS/CWC [Conferencia de los Secretarios de las Comuniones Cristianas Mundiales], dijo Diop, “Efectivamente, existen diferencias de doctrina que son imposibles conciliar. No puede suceder. Pero sí podemos charlar juntos y coexistir pacíficamente. Cuando me reúno con este grupo, sencillamente comparto quiénes somos, qué es lo que estamos haciendo, y cómo ayudamos a la sociedad”. Éstas son palabras dobles (ambiguas). Después de tantos años, es obvio que ellos saben quiénes somos, lo que hacemos y cómo ayudamos a la sociedad. La parte más importante es la que no se está comunicando: Los mensajes de los tres ángeles y la necesidad de salir de Babilonia, ¡no coexistir con ella! Lo que dice Diop nos recuerda el sueño, “Palabras Suaves o Entrega Total”, en el cual se describen las palabras de los que trabajan con Ted Wilson como malvaviscos (bombones)—labia para engañar a la gente.

Por supuesto que todos no se pondrán de acuerdo en cuanto a las doctrinas. El mismo papa lo reconoció cuando se dirigió a la conferencia. El problema con el ecumenismo es que busca unir todas las religiones en los puntos de doctrina que tienen en común, mientras pasa por alto las diferencias doctrinales. Se lo denomina unidad en la diversidad, y el resultado deseado es la coexistencia pacífica los unos con los otros en una sola religión mundial. Otras religiones mezclan la verdad con el error, pero el pueblo de Dios debe aceptar y obedecer toda la verdad, especialmente el séptimo día sábado.

El libro a los hebreos nos amonesta, “Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.” Hebreos 12:14. Sin embargo, no debemos buscar la paz a costa de la obediencia a Dios y el cumplimiento de nuestro cometido. Debemos darnos cuenta de que cuando seamos verdaderamente fieles y obedientes, seremos odiados por todos.

Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre; mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo. Mateo 10:22

La fidelidad a nuestro cometido y la proclamación de los mensajes de los tres ángeles no resultará en la coexistencia pacífica con el catolicismo y las iglesias protestantes caídas. Al contrario, la fidelidad provocará la persecución. El papa no tolerará que nadie llame a la gente a salir de Babilonia y revele la verdad sobre lo que ahora está aconteciendo en la tierra. Es hora de defender la verdad como Martín Lutero, cualesquiera que sean las consecuencias.

El segundo artículo publicado por la Review and Herald se tituló, Background Information About the Work of Public Affairs and Religious Liberty Released by the General Conference PARL Department (Información de fondo sobre la obra Asuntos Públicos y Libertad Religiosa Publicado por el Departamento de Asuntos Públicos y Libertad Religiosa de la Conferencia General). Tampoco en esta oportunidad informó a sus lectores que Diop participó en una reunión donde el papa habló a los representantes de más de dos mil millones de cristianos.

Curiosamente, después de su reunión con la CS/CWC y el papa, este segundo artículo revela que entonces Diop se unió a católicos y luteranos para conmemorar el quincuagésimo aniversario de la reforma.

La semana siguiente, también como secretario de la CS/CWC, asistió en Lund, Suecia, a la conmemoración del quincuagésimo aniversario de la Reforma, la cual fue organizada por los luteranos en conjunto con los católicos romanos. Durante estos eventos, el Dr. Diop se encontró con otros dirigentes religiosos que también estuvieron presentes.2

Otra vez la Adventist Review no informó a sus lectores que el papa Francisco fue fundamental en la dirección de esta conmemoración. Nos preguntamos si Diop tuvo el valor, como Martín Lutero, de ponerse en pie y advertir a la gente del peligro que corría al escuchar al anticristo.

La Biblia profetizó que el papado recibiría su golpe mortal en 1798, y que en un período posterior sería curada. Los sitios de noticias ahora hablan abiertamente que esta herida ha sido curada. Informó NPR (National Public Radio/Emisora Pública Nacional) en cuanto a la conmemoración quincuagésima y el saneamiento de esta herida:

La hostilidad y resentimiento dejados por la reforma sólo comenzaron a sanar después del Segundo Concilio Vaticano durante los sesenta, con el comienzo de un diálogo ecuménico cuyo fin ha sido promover la unidad cristiana.

Quedan aún desavenencias doctrinales. Sin embargo, dice el papa Francisco que mientras los teólogos resuelven sus diferencias, las dos iglesias [católicas y luteranas] pueden trabajar juntas en asuntos sociales, como cuidar a los pobres, los inmigrantes y los refugiados, y a combatir la persecución de los cristianos”.3

La herida mortal casi ha sanado. Es trágico que la Iglesia Adventista del Séptimo Día no está proclamando los mensajes de los tres ángeles como debiera. Al contrario, está participando en reuniones y aun conmemorando la reforma con el papa. Qué burla a Dios y a todos los que perdieron sus vidas a manos del catolicismo por atreverse a defender la verdad.

La cita anterior nos muestra un punto interesante. El propósito de los diálogos ecuménicos es promover la unidad cristiana—una unidad que no respeta la verdad y une [las iglesias] en base a puntos de interés común. Es un hecho documentado que desde hace muchos años la Iglesia Adventista del Séptimo Día ha estado participando en diálogos con muchas religiones (véase el libro La Verdad, y el episodio 7 de la serie “La Apostasía en Nuestro Medio”). A pesar de las declaraciones de la iglesia diciendo que no estamos abandonando nuestras creencias características, debemos comprender que el objetivo final es entrar en línea con el papado.

En cuanto a este punto de permanecer fiel a nuestras creencias y cometido, añadió Diop:

Esto no se trata de diluir la identidad ni la voz profética de la iglesia—absolutamente no. En realidad, se trata de ser fiel al cometido que Cristo dio a su iglesia.

Es imposible que la Iglesia Adventista cumpla con su cometido sin relacionarse con otra gente, sin ser la sal y luz a cada persona, no importa quién sea ni cuál puesto ocupe. Por lo tanto, debemos estar preparados para encontrarnos con dirigentes políticos, dirigentes cristianos, otros dirigentes religiosos, con ateos y otros, y poder dar cuenta de la fe que profesamos.4

Estamos en pleno acuerdo que debemos estar listos para dar cuenta a cualquiera que nos pregunte de la fe que profesamos. Pero, ¿cuál es la fe que profesan Diop y muchos de nuestros dirigentes de la iglesia? ¿Creen en los mensajes de los tres ángeles, como nuestra iglesia creyó en el pasado? Hubo una época cuando se conocía y se tomaba en serio nuestro cometido. Pero ahora la iglesia está más decidida a hacerse popular y estar en paz con el mundo que en compartir el último mensaje de advertencia. Ése fue precisamente el problema del Israel de la antigüedad.

El capítulo catorce del Apocalipsis delinea la obra que debe realizar el pueblo de Dios justo antes del segundo advenimiento de nuestro Salvador… Los tres ángeles (de Apocalipsis 14) representan a aquellos que aceptan la luz de los mensajes de Dios, y salen como agentes suyos para pregonar las amonestaciones por toda la anchura y longitud de la tierra. Cristo declara a los que le siguen: “Sois la luz del mundo”. Desde el principio de la historia de este mundo ha habido oposición entre las fuerzas del bien y el mal. Dijo Dios, “Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar” … El Señor llamó a su pueblo Israel, y lo separó del mundo, a fin de confiarle un cometido sagrado… Por este pueblo, la luz del cielo había de resplandecer en los lugares oscuros de la tierra, y había de oírse una voz llamando a todos los pueblos a apartarse de su idolatría para servirle al Dios viviente y verdadero.

Si los hebreos hubiesen sido fieles a su cometido, habrían sido una potencia en el mundo… Pero ellos no cumplieron su pacto con Dios. Siguieron las prácticas idólatras de otras naciones, y en vez de dar al nombre de su Creador alabanza en la tierra, su conducta lo expuso al desprecio de los paganos.

Sin embargo, el propósito de Dios debe lograrse. El conocimiento de su voluntad debe difundirse en la tierra. Dios trajo la mano del opresor sobre su pueblo, y lo dispersó cautivo entre las naciones. Bajo la aflicción, muchos de ellos se arrepintieron de sus transgresiones y buscaron al Señor. Dispersos en las tierras de los paganos, difundieron el conocimiento del verdadero Dios.

Dios ha llamado a su iglesia en este tiempo, como llamó al antiguo Israel, para que se destaque como luz en la tierra. Por la poderosa cuña de la verdad -los mensajes de los ángeles primero, segundo y tercero-, la ha separado de las iglesias y del mundo para colocarla en sagrada proximidad a sí mismo. La ha hecho depositaria de su ley, y le ha confiado las grandes verdades de la profecía para este tiempo. Como los santos oráculos confinados al antiguo Israel, son un sagrado cometido que ha de ser comunicado al mundo. Testimonios para la Iglesia, tomo 5, pp. 430, 431

¿Tendrá Dios que traer la mano del opresor sobre su pueblo hoy? ¿Tendrá que esparcirlos, como al Israel de la antigüedad, por haberse unido con las naciones idólatras que los rodeaban?

Rogamos a Dios que los Adventistas del Séptimo Día se despierten y vean lo que está ocurriendo ante sus ojos. Es hora de dejar de jugar a la iglesia y a la política. Es hora de prepararse para el regreso inminente de Jesús

Fuente: www.formypeople.org

Donar Paypal

Seleccione la cantidad de donación

Buscar en la Biblia RV1960

Comentarios recientes